Los mejores moviles y mas baratos de la historia

Los mejores moviles y mas baratos de la historia

unque las grandes marcas luchan por el reconocimiento de sus modelos de alta gama, el 80% de las ventas son de móviles de menos de 200 euros. Determinar cuáles son las necesidades diarias de cada persona es vital para escoger el terminal más adecuado. Seleccionamos algunos smartphones con una buena relación calidad-precio.

En el mundo de los smartphones las grandes marcas luchan duramente por recibir el mayor reconocimiento y las mejores críticas para sus modelos de alta gama. Gracias a ellos obtienen una buena imagen que implícitamente se traslada al resto de sus móviles. Pero lo cierto es que estos modelos representan solo una pequeña fracción de sus ventas totales. Los móviles que de verdad son accesibles para la mayoría de los usuarios son dispositivos mucho más modestos y asequibles, que paradójicamente reciben mucha menos promoción. Las estadísticas aseguran que los móviles de menos de 200 euros suponen más de un 80% de las ventas, pero en este segmento, averiguar cuál es el mejor smartphone no es nada sencillo porque no siempre heredan el carácter de sus hermanos mayores. La elección de uno u otro terminal depende en buena parte de las necesidades diarias de cada persona. ¿Una buena cámara?, ¿fluidez para usar WhatsApp?, ¿suficiente autonomía?, ¿capacidad para fotos y música? Pero, sobre todo, de un presupuesto donde cada euro cuenta. La pantalla es uno de los puntos clave a la hora de seleccionar un móvil. No en vano se trata del elemento que nos va a mostrar la información y que más uso va a tener. Una buena calidad de imagen (nitidez, colorido y brillo) así como resistencia y buena respuesta táctil son imprescindibles. En la gama de entrada raramente podremos aspirar a grandes pantallas o a la mejor calidad, pero no por ello hay que dejar de fijarse en sus prestaciones. En segunda posición se encuentra la potencia del procesador, algo muy relacionado con el coste del terminal y donde antes empiezan a recortar las marcas. Lo mismo ocurre con la capacidad de almacenamiento interna, 8GB suelen quedarse justitos y conviene recordar que pese a poder ampliarse mediante tarjetas microSD, la capacidad interna es la más importante ya que el SO y muchas app deben instalarse allí. Los GB extra son básicamente para fotos, vídeos y música. Por último la cámara (y su óptica) son importantes si tenemos pensado hacer muchas fotos y podemos encontrar grandes diferencias incluso a igualdad de Megapíxeles. La apuesta china Muchos usuarios inquietos encuentran en China la solución a sus limitados presupuestos sin renunciar a un terminal potente. Algunas marcas chinas como Huawei o ZTE han entrado en el mercado europeo pisando fuerte. Otras como Meizu, Mi (Xiaomi), Oppo o Oneplus se encuentran en un limbo donde ofertan terminales con unas prestaciones sorprendentes a precios increíblemente bajos, aunque solo se puedan comprar online, y en su mayor parte fuera de Europa. Esto puede suponer algún contratiempo, especialmente si se compra en webs chinas donde los móviles no siempre incluyen las homologaciones y garantías europeas, por no hablar de que en las aduanas pueden incrementar su precio en un mínimo de 80 euros si lo pilla el inspector de turno. Uno de los puntos más espinosos del mundo Android son las actualizaciones del sistema operativo. Un catálogo muy fragmentado en marcas y modelos hace complicada la actualización rápida y constante de todos los terminales. Por ello hay que tener en cuenta la posibilidad de que llegado un momento, los móviles de menores prestaciones puedan quedarse fuera del ciclo y, por lo tanto, algo más obsoletos. Ofertas irresistibles Las operadoras suelen contar con ofertas de financiación que tientan con terminales de alta gama por apenas unas decenas de euros al mes. Esto puede ser interesante para algunos presupuestos ajustados que puedan estirarse en el tiempo, porque hay que tener claro que nadie regala nada y al final se termina pagando el terminal, pero a largo plazo. Por lo tanto siempre es una buena idea tener presentes los móviles más modestos como los de la siguiente lista: Sony M2  (199€) Sin llegar a la altura de los Z, tampoco en precio, el M2 destila parte del diseño angular Sony y comparte algunas tecnologías, como la de la cámara Exmor, lo cual es positivo. La pantalla es de 4,8″ y el procesador es una gama media de probada eficacia aunque solo cuenta con 8GB ampliables. Existe una versión resistente al agua. LG Bello (139 €) Su pantalla alcanza las 5″ pero con una resolución algo justita y el procesador es un Quad Core, que se complementa con 1 GB de RAM. Su perfil curvilíneo con el exclusivo botón en el respaldo lo identifican como un LG e integra una prometedora batería con autonomía por encima de la media. HTC Desire 320 (149€) La gama Desire no se parece demasiado a los One desde el punto de vista externo pero comparte la interfaz Sense que aporta una agradable apariencia y funcionalidad a Android. Pantalla de 4,5″, cámara de 5 Mpx, buena construcción y escasos 4GB de almacenamiento para un móvil pensado en clave multimedia. Motorola Moto G 2º gen (179 €) Uno de los mejores terminales del año pasado que ha combinado un precio ajustado con un procesador optimizado y una pantalla destacable por colorido y nitidez. Su diseño es casi idéntico al modelo anterior pero ahora es más potente y añade ranura microSD. Tienen carcasas intercambiables pero no se puede cambiar la batería. Huawei Ascend G620s (189 €) La mayor empresa de móviles de China ha dejado atrás el mito de la baja calidad. Este Huawei incluye una pantalla HD de 5″ con un brillo destacable. Usa un procesador más reciente que la mayoría de sus rivales y sorprende por su autonomía. Lo único que podría mejorar un poco, es la cámara. Xiaomi RedMi 1S (140€) Xiaomi es la marca china que más fuerza tiene a través de la venta online. Precios más que atractivos para terminales como este, que usan procesadores potentes como un Qualcomm Quad Core y una pantalla de 4,7″. Su punto flaco suele ser el diseño y los materiales, pero a cambio tiene dual SIM. bq Aquaris E5 4G (199,90 €) La propuesta española ha combinado una pantalla HD de 5″ con una cámara de 13Mpx aceptable. Su procesador tiene potencia y memoria para generar fluidez y además con el punto positivo de disponer de una versión de 8 y 16 GB de almacenamiento. Es de los pocos en este precio con 4G y cuenta con dual SIM. Microsoft Lumia 535 (119€) La esperanza de Windows Phone reside casi por completo en los Lumia. Sólida construcción, acabados coloridos, pantalla de 5″ de alta visibilidad y fluidez en el uso cotidiano. Aún le queda por completar la oferta de apps y 8 GB parecen justitos, pero nos contentamos con las cámaras que hacen un excelente trabajo. Alcatel Onetouch Idol 2 (169€) Uno de los éxitos del 2014 gracias a su diseño juvenil y sus múltiples acabados de colores. Su pantalla de 5″ tal vez tenga demasiado tamaño para la resolución que ofrece pero todo lo demás, procesador, cámara y autonomía, estan bastante bien equilibrados, aunque los 8GB se nos quedan algo cortos. Asus Zenfone 5 (149€) Una apuesta por los procesadores Intel con un diseño elegante para el retorno de Asus al mundo de los smartphones. Una interesante pantalla de 5″ y una cámara de 8 Mpx lo mantienen a flote. Destaca en sus 2GB de RAM, lo que le aporta fluidez, y tal vez le quede por mejorar un poco la autonomía de su batería. Lógicamente esto solo es un pequeño escaparate donde también encontramos otros smartphones como Acer Liquid E3, Kazam Tornado, Wiko Getaway, Vodafone Smart o Orange Nura